En un rincón de la clase, en las paredes, en los pasillos... En cualquier lugar de las aulas es posible que aparezcan cosas muy interesantes que, aún aparentemente desconectadas, irán cobrando sentido en el futuro. Y pueden hacer que se aprenda la Historia, y otras disciplinas relacionadas con las ciencias sociales, con interés y entusiasmo. Ese es nuestro objetivo.

miércoles, 12 de mayo de 2010

NUESTRA HERENCIA CULTURAL


EL ESCORIAL



El monasterio de San Lorenzo de El Escorial, una de las obras más importantes de la Edad Moderna, fue mandado construir por Felipe II. Se dice que en una de las guerras que el rey mantuvo con Francia, concretamente durante la batalla de San Quintín, se destruyó una pequeña iglesia dedicada a San Lorenzo y que por eso el rey decidió dedicar el monasterio a este santo.

En un principio, Felipe II pensó en El Escorial como el lugar de enterramiento de su padre, Carlos I. Por eso era necesario que hubiera una gran iglesia o basílica donde celebrar las misas por el emperador y un convento donde viviera la comunidad religiosa encargada de oficiarlas. Además, se añadió una biblioteca y una zona residencial para el propio Felipe II (el palacio), que pasaba largas temporadas en El Escorial.

El Monasterio de El Escorial, obra de los arquitectos Juan de Toledo y Juan de Herrera, se convirtió en un modelo para otros edificios de su época. En la actualidad, es el panteón real de España, el lugar donde se entierra a los reyes y a las reinas de nuestro país. La organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declaró a El Escorial Patrimonio de la Humanidad en 1984.

Conocer, valorar y respetar nuestro patrimonio nos ayuda a saber más de nuestro pasado. Además, obras como el Monasterio de El Escorial suponen un gran atractivo para turistas y estudiosos de todo el mundo.


Proyecto Mundo Agua

Editorial Edelvives