En un rincón de la clase, en las paredes, en los pasillos... En cualquier lugar de las aulas es posible que aparezcan cosas muy interesantes que, aún aparentemente desconectadas, irán cobrando sentido en el futuro. Y pueden hacer que se aprenda la Historia, y otras disciplinas relacionadas con las ciencias sociales, con interés y entusiasmo. Ese es nuestro objetivo.

martes, 2 de junio de 2009

CENTENARIO MIGUEL HERNÁNDEZ

El próximo curso 2009/2010 se cumple el primer centenario del nacimiento de un gran poeta, Miguel Hernández. Con motivo de este evento, la editorial con la que trabajamos en nuestro centro, Edelvives, ha preparado una antología del poeta dirigida al alumnado de tercer ciclo de Primaria.
Si queremos comprender su obra, debemos entender muy bien el tiempo histórico que le tocó vivir. Su historia inmediata, su entorno, condicionó y marcó su obra para siempre. Su muerte, a edad muy temprana, no le permitió probar otros registros, otras tendencias... Pero queda para siempre.

BIOGRAFÍA
Miguel Hernández Gilabert nace el 30 de octubre de 1910 en Orihuela (Alicante) y muere en 1942, a los treinta y un años de edad. Su vida, intensa y breve, es fiel reflejo de un tiempo convulso.
Miembro de una famailia humilde y numerosa, pasó mucho tiempo en el campo y tuvo que hacerse cargo del rebaño de su padre, que se dedicaba a la compraventa de ganado
Su profundo interés por la lectura fue formando su personalidad y orientando su vida. Pronto empezó a escribir poesía y a publicarla en periódicos locales.
Viajó a Madrid, donde conoció a poetas como Pablo Neruda, Rafael Alberti o Vicente Aleixandre. Gracias a ellos su poesía se volvió menos rígida y sujeta a las normas establecidas.
Al estallar la Guerra Civil en 1936, el poeta se unió a las filas de la República actuando como soldado y poeta a la vez.
http://www.wikimedia.org/

Al final de la guerra intentó huir de España, pero fue detenido viviendo en varias cárceles del país.
En enero de 1940 fue condenado a 30 años de prisión. Falleció dos años después, tras contraer una tuberculosis pulmonar aguda.
En una carta a su amigo Ramón Sijé, Miguel se preguntaba a sí mismo: "¿Por qué me pusieron un alma de poeta? ¿Por qué no fui como todos los pastores, mazorral, ignorante...?"
Poesía, A partir de 10 años
Por José R. Cortés Criado, especialista en Literatura infantil y juvenil
Con esta edición la editorial Edelvives se une a cuantos deseamos conmemorar el centenario del poeta alicantino, y creo que con bastante acierto. En conjunto es una buena selección de versos destinada a los adolescentes y jóvenes lectores; a través de ellos se puede conocer el conjunto de la obra de Miguel Hernández, ya que aparecen poemas de sus distintas etapas vitales y por tanto, etapas creativas.Juan Nieto Marín nos presenta esta antología dividida en tres partes. En la primera se recogen poemas de las obras de Miguel Hernández Perito en lunas y El rayo que no cesa. De su primer libro destacan los versos dedicados al paisaje levantino, al ambiente familiar y al trabajo de pastor.El primer poema que el lector lee son dos versos pareados donde refleja el anhelo de cualquier vate: “Que como el sol sea mi verso / más grande y dulce cuanto más viejo.”Además, destaca el poema que da título a esta antología, en él, Hernández manifiesta sus deseos de perfección.
Para entender su tiempo y su obra, en clase estuvimos hablando de la Guerra Civil que sacudió España desde 1936 a 1939. Dicen que fue una guerra entre hermanos... Para que lo entendiéramos, en clase nos dijo la profesora que habláramos con nuestro@s abuel@s y bisabuel@s... Los testimonios obtenidos nos ayudaron a comprender muchas cosas...

Mi abuelo paterno, que se llamaba Nicolás, fue reclutado en el bando rojo con 17 años. A su promoción la llamaron "la quinta del chupete" porque era la más joven que se formó y fue la última de la Guerra Civil Española.
Estuvo en la Batalla del Ebro, una de las más cruentas de la guerra. Cuando el bando nacional realizó la ofensiva final sobre Cataluña, estuvieron huyendo en retirada durante quince días hasta llegar a Tarragona. Allí ya no podían retroceder más porque dieron con el mar y fue hecho prisionero en las calles de la ciudad. Otros compañeron trataron de huir cogiendo barcazas en las playas.
Permaneció recluído en un campo de concentración hasta que, tras comprobar que no tenía ninguna implicación política, lo mandaron a su casa.
Mi bisabuelo Antonio, abuelo materno de mi padre, estuvo escondido durante toda la Guerra Civil en el monte.

A un hermano de mi bisabuelo José, abuelo materno de mi madre, estaba cruzando la frontera hacia Francia para no ir a la guerra cuando le tiraron una bomba y murió.

Historias contadas por Mara y su padre


LEYENDO

Un ciprés: a él junto, leo.
(El sol va acortando poco
a poco su fulgor loco.
Preludia un ave un gorjeo)

Me acuesto en la hierba. Leo.
(Es el poniente de hoguera:
contra él una palmera
tiene un débil cabeceo)
Echo el ojo al hato. Leo.
(Da el sol un golpe mayúsculo
a una montaña...
Crepúsculo.
Se oye de un agua el chorreo).

Tres cipreses juntos, según la antígua cultura romana, son el símbolo de la amistad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario