En un rincón de la clase, en las paredes, en los pasillos... En cualquier lugar de las aulas es posible que aparezcan cosas muy interesantes que, aún aparentemente desconectadas, irán cobrando sentido en el futuro. Y pueden hacer que se aprenda la Historia, y otras disciplinas relacionadas con las ciencias sociales, con interés y entusiasmo. Ese es nuestro objetivo.

miércoles, 4 de marzo de 2009

II CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE CHARLES DARWIN


En 2009 se cumplen 200 años del nacimiento de Charles Darwin (1809-1882), uno de los científicos más importantes de todos los tiempos. Las ideas de Darwin sobre la evolución, que describían los cambios que en los seres vivos, animales o plantas, se producían para adaptarse al medio y así sobrevivir, fueron muy discutidos en su época. El paso de los años ha demostrado que esas ideas eran verdaderas.

Darwin nació en Shrewsbury (Reino Unido). En el colegio no era brillante, pero tenía algo diferente al resto de compañeros: una gran curiosidad, un enorme deseo de saber.
El pequeño Charles, miraba todo a su alrededor y no paraba de hacerse preguntas. No lo sabía, pero era ya un pequeño científico.
A los 22 años participó, a bordo del “Beagle”, en una gran expedición científica que recorrió América del Sur y las Islas del Océano Pacífico. Con las notas obtenidas durante el viaje, escribió un libro en 1859 titulado “El origen de las especies”, que sorprendió a la comunidad científica y al público de su época. El libro se agotó el primer día de su publicación, y lo mismo sucedió con seis ediciones posteriores. Se le conoció en la época como “el libro que sacudió al mundo”.
Todo lo que Darwin había observado en los animales, pensó que también podía servir para explicar la evolución de los hombres. Así planteó la hipótesis de que nuestros antecesores primitivos debían ser muy parecidos a los primates: por diferentes motivos bajaron de los árboles, aprendieron a caminar derechos, desarrollaron técnicas de caza, descubrirían el fuego, para por último, cultivar la tierra, fabricar casas y vivir siempre en el mismo sitio. En 1871 publicó “El origen del hombre” en el que defendió esta teoría, por ello fue muy atacado por las autoridades religiosas, que lo calificaron de blasfemo y de ateo. ¡El tiempo y los múltiples hallazgos de restos paleontológicos le han dado la razón!

Darwin sentó las bases de la teoría moderna de la evolución en base a plantear que todas las formas de vida sufren un lento proceso de selección natural que permite seguir adelante a cualquier especie que sea capaz de adaptarse al medio por muy hostil que éste sea y sobrevivir. Su trabajo tuvo una influencia decisiva sobre las ciencias de la vida y de la tierra, y sobre el pensamiento moderno en general.





Adaptación del libro:

“Darwin. Para gente muy inteligente de menos de 10 años”, editado por la Fundación Séneca. Semana de la ciencia y la tecnología. Murcia 2008


No hay comentarios:

Publicar un comentario