En un rincón de la clase, en las paredes, en los pasillos... En cualquier lugar de las aulas es posible que aparezcan cosas muy interesantes que, aún aparentemente desconectadas, irán cobrando sentido en el futuro. Y pueden hacer que se aprenda la Historia, y otras disciplinas relacionadas con las ciencias sociales, con interés y entusiasmo. Ese es nuestro objetivo.

viernes, 11 de diciembre de 2009

ALFONSO EL SABIO Y EL REINO DE MURCIA

Ese es el título de un libro que he encontrado en el colegio con motivo del traslado y catalogación de los libros de la biblioteca. Nada más abrir la primera página, encuentro un texto que dice así:

"No es frecuente encontrar en la Historia española unión e identidad tan entrañables entre un rey y su pueblo, tal y como quedó perpetuada entre Alfonso X de Castilla, denominado El Sabio, y las gentes que en las calendas del siglo XIII formaban el Reino de Murcia.
Para este reconocido cariño entre monarca y súbditos, tuvo que producirse la conjunción de dos elementos básicos de relación y convivencia.
De un lado, la presencia del joven príncipe don Alfonso cuando toma posesión del Reino de Murcia en nombre de su padre el rey Fernando III el Santo, y el afecto y lealtad que le dedican los hospitalarios murcianos sin discriminación de etnias, más tarde con alianzas reiteradamente probadas, que hacen que el monarca lleve en su corazón y no olvide nunca a este pueblo hidalgo, generoso y trabajador, con quienes alcanzó las más relevantes acciones de prestigio político y social en su firme andadura para imponerse y más tarde repoblar y pacificar, un territorio de frontera con Al-Andalus morisco."


La fina sensibilidad del Rey Sabio, su creatividad, su afán de recoger y dejar escritos para la historia todos los conocimientos del saber hasta su tiempo y la creación de centros donde investigadores, inventores, músicos, literatos... tuvieron acogida y apoyo... permitieron que las escuelas formadas bajo su impulso tuvieran como sus principales valedores, gentes murcianas entre los judíos, árabes y cristianos, integrados en un excepcional y armónico juego de saberes, que todavía admira por el equilibrio y la época en la que se produjeron estas aportaciones, en la Edad Media.


Alfonso X el Sabio encontró en Murcia su soñado paraíso; el lugar donde la vegetación era un canto a la vida y a la esperanza. Gentes aguerridas si eran reclamadas para hechos de armas, o ingeniosas y espontáneas cuando el rey pedía imaginación y esfuerzo... [...]; (rey) ...al que tanto querían y al que acudieron siempre con éxito en demanda de justicia o amparo para sus tribulaciones."


¡Y continúan más de doscientas interesantes páginas!

El libro estará durante todo el segundo trimestre a vuestra disposición en la biblioteca de aula.
¡¡FELICES FIESTAS A TOD@S!!

Fuente:
ALFONSO NAVARRO, Serafín
Alfonso X El Sabio y el Reino de Murcia
Obra Cultural Cajamurcia-1997
Foto:
Miniatura del S XIII (En las guardas del libro)

No hay comentarios:

Publicar un comentario