En un rincón de la clase, en las paredes, en los pasillos... En cualquier lugar de las aulas es posible que aparezcan cosas muy interesantes que, aún aparentemente desconectadas, irán cobrando sentido en el futuro. Y pueden hacer que se aprenda la Historia, y otras disciplinas relacionadas con las ciencias sociales, con interés y entusiasmo. Ese es nuestro objetivo.

miércoles, 28 de octubre de 2009

HISTORIA DE LA EMPANADA


Una empanada es un alimento compuesto por un relleno de carne, jamón, pollo, atún u otros productos, encerrado en una masa elaborada al modo de masa de pan. Es un alimento que se elabora en casi todos los países del mundo.

La palabra empanada indica el origen de ese alimento: en la Edad Media de Occidente, se trataba de una vianda realizada con toscos panes que se rellenaban de carne o vegetales o de ambas cosas que los pastores o viajeros llevaban con el objeto de ingerirlas en el campo. Parece ser que esa denominación deriva del latín, in-panis y también in-panata, aunque su origen es bastante incierto.



Hemos encontrado unos posibles orígenes muy variados, por ejemplo, se le atribuye una procedencia persa unos siglos antes de Cristo y que fue llevada a España por los árabes. Ellos preparaban una especie de empanadilla de trigo rellena con carne de cordero.
Se cree que pudiera haber sido Grecia la causante de la entrada de la masa de empanada en el mundo occidental.


LA EMPANADA GALLEGA, MANJAR DE PEREGRINOS
Corría el siglo XII cuando los primeros peregrinos llegaban a Santiago de Compostela en busca de la tumba del apóstol. El Maestro Mateo, a quien se atribuye la autoría del Pórtico de la Gloria de la catedral de Santiago de Compostela, inmortalizó en las ménsulas que se encuentran en el salón de fiestas ubicado en el segundo piso del palacio de Gelmírez a un grupo de gente preparando una empanada (foto de la derecha).
Si observamos con minuciosidad, veremos en las esculturas superiores del arco derecho del Pórtico de la Gloria, que es donde están los pecadores penitentes en el infierno, como uno de ellos esta condenado eternamente a la tormentosa pena de no poderse comer una empanada por tener atada una soga al cuello que le impide tragársela (foto de la izquierda).

No hay comentarios:

Publicar un comentario