En un rincón de la clase, en las paredes, en los pasillos... En cualquier lugar de las aulas es posible que aparezcan cosas muy interesantes que, aún aparentemente desconectadas, irán cobrando sentido en el futuro. Y pueden hacer que se aprenda la Historia, y otras disciplinas relacionadas con las ciencias sociales, con interés y entusiasmo. Ese es nuestro objetivo.

miércoles, 11 de febrero de 2009

TRABAJO ALUMN@S PROYECTO EGIPTO

EL NILO

Egipto ha sido llamado “el regalo del Nilo”. El agua para beber, bañarse y regar las cosechas procedía de este gran río. El Nilo además era la principal vía de comunicación de Egipto.
El Nilo, el río más largo del mundo, nace en el Lago Victoria, atraviesa las montañas africanas del este ecuatorial, las selvas tropicales y el desierto. Después de recorrer 6.670 Km. desemboca en el mar Mediterráneo. A lo largo
de su curso tiene varios saltos de agua: las cataratas. Después de la primera catarata, en Asuán, el río es navegable hasta su desembocadura.
Tras recorrer 5.000 Km. a través de África, el Nilo se adentra en el mundo de los faraones de Egipto. Allí, a ambas orillas, se levantan un gran número de edificios monumentales. Los del Alto Egipto se sitúan en torno a Tebas (Luxor y El valle de los Reyes); Los del bajo Egipto, cerca del delta (Pirámides de Gizeh).
Los egipcios llamaban al desierto la “tierra roja”, y al valle del Nilo, “la tierra negra”. El Nilo se
desbordaba cada verano durante tres meses e inundaba el valle. La crecida era muy beneficiosa para los habitantes, ya que cubría las orillas del limo, un lodo negro que las fertilizaba. Los hombres empezaron a cultivar esas tierras hace 8.000 años.
Los antiguos egipcios no sabían que la crecida del Nilo estaba provocada por el deshielote las montañas de Etiopía y por las lluvias estivales de África. Para ellos, este fenómeno era obra del dios Hapi, que embalsaba las aguas del Nilo en una cueva situada al sur de Egipto. Cada año, a mediados de Junio, alzaba su sandalia para dejar escapar la crecida benefactora.
El Nilo fertilizaba la estrecha cinta de tierra situada a lo largo de cada
orilla. Los primeros habitantes construyeron allí sus pueblos, junto a sus campos de cultivo. Más tarde, bajo el gobierno de faraones, levantaron ciudades y erigieron monumentos suntuosos. Como en el pasado, unos barcos llamados falúas recorren el Nilo para transportar personas y mercancías. Las velas que en un principio eran cuadradas, fueron reemplazadas por velas triangulares, llamadas velas latinas.

El Nilo estaba lleno de vida, los hombres cazaban aves en la ciénaga y pescaban peces con redes o con anzuelos y sedal. A los niños se les enseñaba a tener miedo de los cocodrilos y de los hipopótamos que podían volcar las barcas.







No hay comentarios:

Publicar un comentario